martes, 7 de julio de 2015

¿Qué ocurre cuando un extraño (con cámara de fotos) se une a una boda de unos desconocidos?



         Hace cuatro años, tuve la suerte de hacer esta foto de una novia lanzando su ramo en la Plaza del Duomo en Florencia, Italia. La gente de Seeker Network se interesó por la historia de cómo la conseguí tomar y ahora han hecho este bonito vídeo que encontraréis haciendo clic en el siguiente enlace. Estoy emocionadísimo con el resultado.

http://seekernetwork.com/thishappenedhere/what-happens-when-strangers-join-a-wedding


Aquí os dejo la traducción del artículo en español:

A veces, todo depende de estar en el lugar correcto en el momento adecuado.


Cuando José Manuel Ríos viajaba por Italia en agosto de 2011, capturó una fotografía única en Florencia. Una cálida tarde de verano, se topó con una peculiar escena en la Plaza del Duomo, el corazón de la ciudad, un lugar rodeado por una bella arquitectura muy antigua. Vio a una novia vestida con su vestido de boda en los escalones de un edificio mientras un montón de gente se agolpaba a su alrededor.

José se dio cuenta de la gente le estaba animando para que lanzara el ramo de flores que ella sostenía. La gente se empezó a acercar cada vez más, todos esperaban ser los afortunados en agarrar el ramo. Sorprendentemente, Jose fue lo suficientemente rápido como para capturar el momento justo en el que el ramo estaba volando por los aires. Pero lo mejor de todo no son las flores voladoras, sino lo felices que todos están. La novia tiene una gran sonrisa y todos los espectadores de aquello también están riéndose. Todo ello hace que la foto transmita un momento de felicidad.

Y si la historia no era suficientemente reconfortante, Jose también se fijó en la que consiguió el ramo fue una niña pequeña. Él no está seguro de si ella la cogió directamente o si alguien fue lo suficientemente amable como para dársela, pero en cualquier caso eso la hizo muy feliz. Como fotógrafo, Jose está muy contento de haber capturado ese momento porque sabe que es algo que todos los que estaban allí recordarán siempre.

Por último, recordad que podéis encontrar esta foto (y otras muchas) en mi tienda de Society6, por si queréis haceros con una copia para tener en casa.